4 tips para cuando te dejen plantado(a)

Imagina la escena: es Viernes y estás platicando con un(a) amigo(a) sobre la tarea que les dejó el maestro de mate, la cual, consiste en asistir a algún museo u obra de teatro. Tú y tu amigo(a) se ponen de acuerdo para ir juntos y se quedan de ver al día siguiente a la 1 de la tarde en un lugar específico (también aplica con citas amorosas o cualquier tipo de cita). Al otro día, llegas puntual, pasa media hora y no llega; pasa una hora y no llega, te desesperas… y te vas. El Lunes, cuando llegas a la escuela, le reclamas por haberte dejado plantada y él o ella simplemente dice: “lo siento, se me olvidó” o peor aún “fui con mis amigos y se me olvidó avisarte”, al escuchar esto te entristeces por no darte la importancia que tienes…. Por esta razón, aquí van algunos consejos para que los apliques si alguna vez te dejan plantado(a).

1. Hazle saber que tú también tenías cosas que hacer pero que le diste más importancia a su cita, y sin embargo a él o ella no le importo de la misma manera y exprésale una frase del tipo: “Espero que la próxima vez nos organicemos mejor para evitar este tipo de situaciones”. De esta manera no habra malos entendidos ni excusas.

2. Cuando te haga alguna invitación dile cosas del tipo: “tengo que leer un libro súper importante” o “tengo que comenzar el ensayo de 10,000 palabras (el cual es para el próximo mes) que nos dejó el profe de comunicación; lo importante de esto es que parezca una broma (recuerda que entre broma y broma la verdad se asoma), así sutilmente se dará cuenta del error que cometió y te aseguro que la próxima vez que no pueda llegar, mínimo te enviará un mensaje, porque seamos sinceros ¿quién prefiere hacer un ensayo a estar con sus amigos?

3. Pídele que haga valer su palabra. Es decir, que cuando se comprometa a ir o hacer algo contigo, lo cumpla. Por ejemplo,  imagina que te invitó a alguna expo o al cine, acuerdan una hora y un lugar para verse, los lugares o stands que visitarán, y al otro día (ya que lo(a) estas esperando) te marca al cel y te dice: “espérame 20 minutos más, ya voy llegando”, y tú, paciente, esperas, pero pasa media hora y no llega, veinte minutos más y no llega, y después de una hora que llevas esperando te vuelve a marcar y te dice: “¿Qué crees? no puedo llegar, discúlpame, vete sin mi, nos vemos luego” En la situación mencionada se nota que no le importa en lo absoluto tenerte esperando, lo cual genera problemas o inconformidades. Por eso es mejor que desde un principio te diga “lo siento, no puedo llegar, discúlpame.” a que te haga esperar, te diga llego y te deje plantado(a). Créeme que a mí en lo particular me funciona, pues los haces reflexionar sobre su manera de actuar.

4.- Y la más efectiva es esta: No le reclames, no te enojes, ni le dejes de hablar. Mejor pregúntale la causa, pues tú no sabes si lo agarró el tráfico o si su gato estaba enfermo y se tuvo que quedar a cuidarlo. Trata de pensar en que habrías hecho tú en la misma situación.

Recuerda que ninguno de nosotros tiene el tiempo comprado, por lo que no tenemos poder sobre las situaciones o percances que se nos presenten. Así que trata de ser comprensivo(a) para que cuando seas tú quien lo(a) deje plantado(a), actúe de la misma forma.

Te aseguro que si aplicas alguno de estos consejos lo pensaran dos veces antes de dejarte plantado(a) de nuevo.

Es todo por ahora, pero no dudes en comentar la entrada y darme tus sugerencias y opiniones sobre que harías en una situación como ésta o algún tema sobre el cual quieras que hable.

Nos vemos pronto y gracias por darle “Me gusta”.

Comments

comments

68 Responses

  1. lauren 4 semanas ago
  2. lauren 4 semanas ago

Comenta