Published on mayo 10, 2011 by: araceli 15

Reflexión para compartir – Carta a un hijo

Carta a un hijo

Les comparto esta reflexión que la verdad me movió muchos sentimientos como mamá y la verdad tiene mucho de cierto.

“Perdóname… eres sólo un niño”.

Era una mañana como cualquier otra. Yo, como siempre, me hallaba de mal humor. Te regañé porque te estabas tardando demasiado en desayunar, te grité porque no parabas de jugar con los cubiertos y te reprendí porque masticabas con la boca abierta.

Comenzaste a refunfuñar y entonces derramaste la leche sobre tu ropa. Furioso te levanté por el cabello y te empujé violentamente para que fueras a cambiarte de inmediato.

Camino a la escuela, no hablaste. Sentado en el asiento del auto llevabas la mirada perdida. Te despediste de mí tímidamente y yo sólo te advertí que no te portaras mal. Por la tarde, cuando regresé a casa, después de un día de mucho trabajo, te encontré jugando en el jardín. Llevabas puestos los pantalones nuevos y estabas sucio y mojado.

Frente a tus amiguitos te dije que debías de cuidar la ropa , los zapatos, que parecía no interesarte mucho el sacrificio de tus padres para vestirte. Te hice entrar a la casa para que te cambiaras de ropa y mientras marchabas delante de mí, te indiqué que caminaras erguido.

Más tarde continuaste haciendo ruido y corriendo por toda la casa.

A la hora de la cena arrojé la servilleta sobre la mesa y me puse de pie furioso porque no parabas de jugar. Con un golpe sobre la mesa grité que no soportaba más ese escándalo y subí a mi cuarto.

Al rato mi ira comenzó a apagarse. Me di cuenta de que había exagerado mi postura y tuve el deseo de bajar para darle una caricia, pero no pude. ¿Cómo podría un padre, después de hacer una escena de indignación. Mostrarse sumiso y arrepentido?

Luego escuché unos golpecitos en la puerta. “Adelante” dije adivinando que eras tú. Abriste muy despacio y te detuviste indeciso en el umbral de la habitación. Te miré con seriedad y pregunté: ¿Te vas a dormir, vienes a despedirte?

No, contestaste. Caminaste lentamente con tus pequeños pasitos y sin que lo esperara, aceleraste tu andar para echarte a mis brazos cariñosamente. Te abracé con un nudo en la garganta y percibí la ligereza de tu delgado cuerpecito. Tus manitas rodearon fuertemente mi cuello y me diste suavemente un beso en la mejilla. Sentí que mi alma se quebrantaba.

“Hasta mañana papito” me dijiste. ¿Qué es lo que estaba haciendo? ¿Por qué me desesperaba tan fácilmente? Me había acostumbrado a tratarte como una persona adulta, a exigirte como si fueras igual a mí y ciertamente no eras igual.

Tú tenías unas cualidades de las que yo carecía: eras legítimo, puro, bueno y sobre todo, sabías demostrar amor. ¿Por qué me costaba tanto trabajo?, ¿por qué tenía el hábito de siempre estar enojado? ¿Qué es lo que me estaba aburriendo? Yo también fui niño. ¿Cuándo fue que comencé a contaminarme? Después de un rato entré a tu habitación y encendí una lámpara con cuidado.

Dormías profundamente. Tu hermoso rostro estaba ruborizado, tu boca entreabierta, tu frente húmeda, tu aspecto indefenso como un bebé. Me incliné para rozar con mis labios tu mejilla , respiré tu aroma limpio y dulce. No pude contener el sollozo y cerré los ojos. Una de mis lágrimas cayó en tu piel. No te inmutaste. Me puse de rodillas y te pedí perdón en silencio. Te cubrí cuidadosamente con las cobijas y salí de la habitación.

Si Dios escucha y te permite vivir muchos años, algún día sabrás que los padres no somos perfectos, pero sobre todo, ojalá te des cuenta de que, pese a todos mis errores, te amo más que a mi vida. “Si lloras por haber perdido el Sol, entonces no podrás ver las estrellas”.

 

Foto: Mike

Acerca del autor

araceli

  • Juanfe2323

    esta reflexion esta divina creo que no debemos de cometer el error  de creer que nuestros hijos no tiene nada que enseñarnos.cada dia aprendemos mas de ellos

    • Araceli

      Es verdad cada día aprendemos de ellos y con ellos por que a pesar de ser adultos seguimos aprendiendo con ellos y no dejamos de hacerlo nunca, ellos siempre nos dan lecciones sin querer

  • http://www.facebook.com/people/Johana-Quepons-Hernandez/100001765248116 Johana Quepons Hernandez

     es verdad aveces nosotros los padres no somos perfectos,pero demos de tenerles pasiencia pues son unos angelitos experimentendo el mundo te amo mi niña eres mi angel….

  • http://www.facebook.com/people/Johana-Quepons-Hernandez/100001765248116 Johana Quepons Hernandez

     es verdad nosotros los padres no somos perfectos tenemos muchos errores,pues nadien a estudiado para ser unos padres perfectos y la pasiencia no la sabes controlar, ellos son solo unos angelitos experimentando el mundo y nuestro deber es estar con ellos….te a mo mi niña eres mi angelito…..

  • http://www.facebook.com/gyldajanette Gylda Janette Garfias Antonio

    muy buena reflexion, a veces muy a menudo cometemos este tipo de errores, no hay hijos perfectos mucho menos padres perfectos, aunque lo queramos aparentar.

    • EDISON

      A IGUAL QUE LOS DEMAS TAMBIEN ERA MUY EXIGENTE CON MI NIÑO DE TRES AÑITOS HASTA QUE EN VERDAD ENTENDI QUE AUN ES UN BEBE, PROMETI A DIOS CAMBIAR Y HASTA EL DIA DE HOY TODO ME VA MUY BIEN TE AMO ADRIAN ERES LO MEJOR QUE DIOS ME DIO….

  • karina guzman

    es hermosa aveces nos dejamos segar por la ira y explotamos con los que menos culpa tienen…nuestros hijos …..dios dame sabiduria para aprender a educar ami princesa 

  • Olulica73

     Es sencillamente hermoso…! nos lleva a reflexionar sobre nuestras actuaciones como padres, es triste pensar que aveces pretendemos que actúen o sean grandes…cuando en realidad son unos pequeños ángeles.!!  graciassssssssss..

  • Delfy

    Es hermosa esta carta y muy cierta,cuando somos ignorantes en cuanto ala crianza de nuestros hijos cometemos el mas grande error de querer que actuen como adultos y nos olvidamos de que nosotros tambien fuimos ninos e hicimos lo mismo,jugar,travesear,ensuciarnos etc. 

  • eliza

     ESO SI QUE ES MUY PRO MUY BUENO, QUE SHIDA REFLEXION 

  • http://www.facebook.com/people/Diana-Cristina-Chaus-Ortiz/100001124240609 Diana Cristina Chaus Ortiz

     EN VERDAD MIS OJOS ESTAN CUBIERTOS DE LLANTO,PUES ME LLEGO AL CORAZON ESTA CARTA TAN SINCERA Y REAL PORQUE YO SOY TAN EXIGENTE CON MI ANGELITO QUE AVECES NO ME FIJO QUE TAN SOLO ES UN PEQUEÑO,TIERNO E INDEFENSO NIÑO….HIJITO PERDONAME YO SOLO QUIERO FORMAR Y EDUCAR UN BUEN HOMBRE A LA SOCIEDAD,PERO POR SOBRE TODAS LAS COSAS TE AMO CON MI CORAZON PORQUE ERES LA LUZ QUE ALUMBRA EN MI CAMINO TE ADORO HIJITO DE MI ALMA ERES EL MEJOR DE LOS REGALOS QUE ME HA MANDADO PAPITO DIOS…………………………..

    • Araceli

      MUCHAS GRACIAS POR TUS PALABRAS HAY OCASIONES EN QUE COMO PAPAS DEJAMOS DE LADO QUE TENEMOS A NUESTROS HIJOS PARA QUERERLOS, EDUCARLOS Y DARLES LO MEJOR DE NOSOTROS

  • Alba Eneida

     lo que pasa es que  nosotros aprendemos a medida que vamos viendo nuestros herrores y enpesamos a corregir muchas cosas pero lo importante es aprender a ser buenos padres a a levantar buenos hijosy nos sirve parapoder ayudar a nuentros hijos con sus hijosy que no cometan el mis mo herror

  • Mario Landívar

    esta “Reflexión” es un plagio de otro poema que leí hace tiempo

  • carolina

    de verdad que hermoso es tener que reflexionar a tiempo con tus hijos…en ellos vemos nuestra imagen y semejanza xq nosotros lo formamos y nunca debemos olvidar  que también fuimos niños

Similar