DRed

Guía para escribir artículos impactantes

Lo primero que tienes que saber

Un artículo tiene éxito cuando despierta ganas de compartirlo

La manera más efectiva de lograr esto es simple: cuando lo leas por primera vez, debe transmitirte ganas de compartirlo. Para eso tienes qué ¡divertirte! Si lo que estás haciendo te parece aburrido, será complicado que otras personas lo vean entretenido e interesante también.

La regla más importante

¡No robarás!

A nadie le gusta un tramposo que sólo copie y pegue las imágenes y/o de un artículo en otro muy similar, por eso te aconsejamos no hacerlo. Además este tipo de técnicas enoja mucho a los buscadores.

Deseamos compartir algo cuando...

Es muy divertido

A las personas les gusta mostrarle a sus amigos todo eso que considera diveritido y le saca una gran carcajada.

Es increíble

Cuando no puedes creer lo que estás viendo o leyendo, lo más normal será querer compartirlo con todos tus amigos para que vean esa locura que te dejó con el ojo cuadrado.

Es emotivo

Ya sea algo triste o esperanzador, cuando algo nos conmueve buscamos compartirlo con nuestro grupo más cercano.

Nos hace pensar

Cuando algo nos hace reflexionar sobre algunos de los aspectos de nuestra vida no hay nada más satisfactorio que compartirlo.

Nos hace sonreír

Hay cosas tan simples o tiernas que nos hacen soneír y nos cambian el humor por completo. Nos ayuda a salir de la rutina y alegrarnos el día.

Nos sentimos identificados

Cuando vemos nuestros intereses o ciertos aspectos de nuestra personalidad reflejados en un artículo, imagen o video no tenemos más opción que compartirlo con todo el mundo.

Nos produce nostalgia

Recordar algunos detalles de la cultura popular puede transportarnos a momentos de inolvidables de nuestra infancia. Los 80s/90s/00s nunca fallan.

Es provocativo

Un poco de piel siempre llama la atención de los demás, pero debemos tener cuidado para no caer en lo vulgar.

Es políticamente incorrecto

Hay algunos temas que nadie quiere tocar con profunidad, cuando alguien rompe esa barrera y presenta un punto de vista desafiante las personas no pueden evitar compartirlo.

Es incómodo

Desde un accidente de tránsito, caídas vergonzosas o momentos bochornosos resultan extrañamente atractivas.


Aspectos esenciales

Te presentamos esta guía que te ayudará a aprovechar al máximo tu creatividad y obtener los mejores resultados de cada contenido que contribuyas en sitio.com

Los contenidos exitosos son los que se comparten mucho

Imagina que encuentras tu contenido en internet, ¿te darían ganas de compartirlo? Si la respuesta es afirmativa, entonces vas por el camino correcto. Si a ti te parece que tu contenido es divertido, seguramente lo será para mucha más gente que también deseará compartirlo cuando lo vea.

Lo único que siempre debes recordar es:

No Robar

Nunca copies y pegues textos ni imagenes de otros sitios. Si lo haces, nos daremos cuenta y tendremos qué pedirte que lo modifiques o tu contenido no podrá seguir estando publicado en stio.com

Ejemplos

Deseamos compartir algo cuando...

… es muy chistoso

Siempre que encontramos o nos pasa algo chistoso, lo más natural es querer contárselo a alguien más para reír juntos. Lo mismo pasa en internet cuando vemos algo divertido, y lo contamos a través de las redes sociales.

...es asombroso

Cuando vemos algo increíble, y ya que se nos pasa la sorpresa, siempre desearemos sorprender de la misma forma a los demás

...es conmovedor

Puede tratarse de algo feliz, algo triste, algo lindo, algo inspirador o algo que nos identifica, al final siempre nos sentimos conmovidos y creemos que vale la pena que todos lo vean.

...es interesante

Es muy satisfactorio cuando comprendemos o nos damos cuenta de algún aspecto profundo de la vida al ver un contenido en Internet, sobre todo porque podemos compartir con los demás nuestros nuevos aprendizajes y descubrimientos.

...nos saca una sonrisa

A menudo, el simple hecho de ver algo que nos haga sonreír aunque sea por un momento, nos cambia el humor y hace que el resto de nuestro día y el de aquellos a quienes lo compartimos, sea mucho mejor.

...sentimos condescendencia

A veces vemos en internet alguna imagen, artículo o video que refleja nuestra propia personalidad o pensamientos, y sentimos un gran impulso por compartirlo, ya sea para demostrar sutilmente nuestras ideas al mundo o para tratar de encontrar a otras personas que sientan de la misma forma que nosotros.

...nos pone nostálgicos

Siempre resulta muy reconfortante regresar al pasado recordando aquellos buenos tiempos de juventud o infancia cuando todos éramos más inocentes, y sabemos que a todo mundo le gusta regresar a aquellos lugares y momentos que algún día dejamos en el olvido.

...es sugerente

No hay nadie que no disfrute de algo provocativo, aunque diga lo contrario, y para eso se vale utilizar un poco de erotismo sencillo. Sólo debes tener cuidado de no publicar contenidos explícitos.

...es transgresor

Existen algunos temas complicados o incómodos, pero por más difíciles que parezcan, si lo hacemos con tacto, siempre será posible demostrar un punto de vista singular que rompa con los paradigmas y demostrar a los demás que sabemos y podemos pensar y hablar por nosotros mismos.

...nos apena

Es extrañamente divertido contar nuestras anécdotas más tontas y que nos causan vergüenza en búsqueda de divertir a los demás o simplemente porque son muy chistosas. Compartirlas en internet es una buena forma de hacerlo, como cuando hablamos de lo que le pasó al primo de un amigo.

El procedimiento

Pŕacticamente cualquier cosa puede servir como fuente de inspiración, y cada persona tiene su propio método para desarrollar sus temas. Si no tienes idea de cómo hacerlo, a continuación te describimos el procedimiento básico para lograrlo.

Observa

Observa todo lo que te rodea en el lugar donde te encuentres y, si es posible, sal a la calle. Trata de encontrar detalles curiosos o cualquier cosa que llame tu atención.

Recaba información

La internet es la fuente de información más grande del mundo. Utilízala para encontrar toda la que necesites al respecto de tu tema y de otros que puedan relacionarse.

Organiza tus ideas

Una vez que cuentes con información suficiente, sólo es cosa de analizarla y encontrar los aspectos comunes que te sirvan para disparar tus ideas y crear un contenido muy entretenido.

Ponle punch

Ya tienes algo muy bueno para publicar, pero esto es sólo la mitad del éxito. La presentación de tu contenido es lo más importante. Un título como “Hermosas playas de México” suena algo aburrido, todo el mundo sabe que las playas mexicanas son las mejores. Sería mejor usar un título como “10 fotos que demuestran por qué las playas mexicanas son las mejores del mundo”. Siempre trata de usar títulos sugerentes, retadores o llamativos y tendrás el éxito asegurado en cada una de tus publicaciones.

La forma

Debes prestar atención a los siguientes detalles, pequeños pero importantes, para que tu contenido se entienda de la manera que esperas y sea bien recibido por todos.

Imagina opciones

Muchas veces, imaginar cómo compartirías tu contenido con otras personas como familiares o amigos, es la mejor forma de encontrar la mejor manera de escribirlo.

Intenta ser divertido, polémico o irreverente

Siempre que el tema de tu contenido no sea demasiado sensible y se preste para ello, o cuando no requiera estrictamente un tratamiento serio y respetuoso, trata de darle un toque divertido e irreverente teniendo cuidado de no herir susceptibilidades o ser irrespetuoso con los demás.

Evita términos extraños o chistes locales

Lo ideal es utilizar palabras y términos universales que todos puedan entender sin necesidad de contexto o conocimiento previo. Recuerda que lo que publiques será leído por gente de todos los países de habla hispana, y que no todos podrían entender ciertos términos locales, anglicismos o palabras propias de la jerga de la internet. Y si lo haces, asegúrate de explicar lo que significa.

Ortografía, mayúsculas, gramática, sintaxis…

Tampoco es necesario que seas un doctor en letras, pero siempre trata de colocar comas donde se necesitan, al igual que los acentos. Sé coherente en la estructura de tu texto y evita a toda costa LAS MAYÚSCULAS cuando no sea estrictamente necesario. Leer tu contenido en voz alta a alguien más es una buena forma de saber si lo estás haciendo bien.

El cuerpo

En esta parte de la guía, te hablamos más a fondo sobre las diferentes partes que componen un contenido, pero antes, un par de recomendaciones:

¿Más imagenes o más texto?

Tener texto en tus contenidos es bueno, siempre debes incluir algo en tus contenidos. Sin embargo, los contenidos más exitosos obviamente son aquellos que son ricos en imágenes y videos. Es bueno tratar de escribir y explicar todo lo que necesites pero sólo lo necesario, trata de no redundar y mantenerlo simple.

Invita a participar

Sugiere sutilmente a tus lectores a que comenten, aporten imágenes (en el caso de Galerías Colectivas) o compartan tu contenido en las redes.

El título

Como ya lo mencionamos antes, es mejor evitar ser literal en el título y pensar alternativamente para hacerlo atractivo.

Es útil ponerse en el lugar de los lectores, y preguntarse cómo será la experiencia de la gente: ¿por qué haría clic para ver el contenido? y ¿qué pasará una vez que entre a verlo?

Puedes escribir un título demostrativo en vez de uno informativo, por ejemplo...

“Las bellas playas mexicanas”

...podría convertirse en…

“12 imágenes que demuestran por qué las playas mexicanas son las mejores”

También es importante que el título pueda ser extendido en el cuerpo del contenido, de manera que en vez de poner un título como “10 fotos de borrachos” podríamos titular nuestro contenido como “10 signos de que has bebido de más” y las fotos de tu contenido pasarán a ser esos 10 signos de los que hablas en el título.

Pregúntate cómo compartirías tu artículo

Si tú mismo fueras a compartir tu artículo en Facebook o Twitter, ¿qué escribirías al respecto para tus seguidores? Esa es una buena forma de encontrar un buen título, o por lo menos una buena forma de empezar.

Generar interés y/o curiosidad

Anteponer frases interrogativas como “Por qué...”, “Cómo...” o “Razones por las que…” es una buena idea para enganchar a quienes se topen con tu contenido, ya que les generas curiosidad por saber cuál fue el desenlace.

Cuando se trata de listas o galerías, especificar el número de elementos que la conforman

Esta comprobado que a la gente nos gustan las listas, y especificar su extensión será suficiente para darlo a entender.

Ej. “14 razones por las que el chocolate es la mejor golosina”

No temer a la exageración

Mientras no sea mentira, exagerar es una buena manera de generar interés. Por ejemplo...

“5 computadoras más caras que un coche”

...funciona mejor que...

“5 computadoras muy caras”

Anticipar la reacción

Muchos se preguntan qué sentirán cuando vean un contenido. Alguien que tenga ganas de sentirse conmovido será más propenso a dar clic en un contenido titulado “13 Videos de perros que aman a los niños”, o si alguien desea sentirse indignado sería más posible que viera el contenido si se llamara “11 automovilistas bloqueando el paso de los discapacitados”. Así, puedes llamar la atención de aquellos que quieran reír o sentirse nostálgicos, etc.

No temer ser directo

Muchas veces es útil generar interés con títulos como “Deja lo que sea que estés haciendo y mira este video”. Esto le dará un interés especial a tu contenido, pero procura no decepcionar a tus lectores.

Dirigirte a un público específico

La gente suele prestar más atención a cosas que pertenecen a su grupo, por ejemplo:

“12 juguetes que tuviste si creciste en los 90”

“8 comidas que no puedes resistir si eres mexicano”

El contenido

Un contenido puede tratar de cosas de actualidad, como modas o eventos, o cosas atemporales. Lo más recomendable es que tu contenido pueda ser leído dentro de 5 o 10 años y siga siendo atractivo.

Extensión del contenido

Lo mejor es crear contenidos con no más de 50 elementos y no menos de 5. Además, resulta más efectivo evitar los números cerrados, es mejor usar 11 o 9 que 10.

Escribe sobre cualquier cosa que te guste

El tema puede ser cualquiera, siempre y cuando sea algo que realmente te divierta o apasione, sabrás transmitir ese interés a los demás.

Colecta información en las redes

Simplemente lanzar una pregunta en tu muro de Facebook o Twitter podría ayudarte a recabar mucha información. Por ejemplo, preguntar a tus amigos “¿Qué dulces recuerdas de tu infancia?” podría darte lo que necesitas para crear tu contenido.

Aprovechar los temas del momento

En internet, los temas nunca terminan, siempre existe un tema o noticia de la que todo mundo habla. Puedes aprovecharlo recopilando en un sólo lugar todas las fotos y videos que encuentres.

Piensa pluralmente acerca de todo

Esta es una buena costumbre que podría resultarte en ideas interminables para más contenidos. ¿Viste una foto de un bebé comiendo limón por primera vez? Reúne otras 5 y tendrás un nuevo contenido.

Los bebés y los cachorros nunca fallan

Pocos se resisten a la ternura de un bebé sonriendo o un cachorro jugando.

Ideas útiles

Ahora que ya más o menos sabemos cómo lograr que nuestros contenidos se vuelvan virales, o por lo menos intentarlo adecuadamente, es momento de encontrar ideas para nuestros contenidos. Estas ideas son sólo ejemplos, no debes limitarte sólo a lo que te aconsejamos a continuación.

Cosas que sólo entenderás si…

Eres estudiante, vives en México, estás en tus 20s…

Animales

Las mascotas, como los perros o gatos, son la compañía de muchos. Intenta humanizarlos o ver sus comportamientos desde otro punto de vista.

“Perros que no resistieron la tentación”, “Gatos a los que no les importa nada”, “Aves que no respetan a nadie”

Programas de televisión o películas

“8 teorías sobre tu serie preferida”, “5 mejores películas de ciencia ficción”, “Qué hacer mientras llega la nueva temporada de tu serie”

Celebridades

“Cómo es un día común de”, “Fotos recientes en el instagram de”, “La vida oculta de”, “Los 5 perros de”

Cosas que pasan o piensas cuando…

“Es tu primer día en el trabajo”, “Ves a la persona que te gusta”, “Vas de compras con tu novia”, “sacas a pasear al perro”

Lo que imaginas vs. la realidad

Siempre es chistoso cuando vemos algo que parece simple en internet y la realidad es muy diferente cuando lo hacemos: “Invitar a alguien a salir”, “Ir al gym”, “Ser un buen hijo”

Detalles importantes

Las siguientes son cosas pequeñas pero que hacen una gran diferencia.

Citar

Siempre que utilices imagenes o videos ajenos, dale crédito al autor citando su fuente con un link al lugar donde lo encontraste. Si no encuentras la fuente original, acláralo en el texto.

Titula ingeniosamente

Muchas veces una imagen por sí sola no genera el interés necesario. Añade un comentario, explicación o broma para acompañarla y lograrás darle el toque necesario.

Relaciona y linkea

Si tu nuevo contenido se relaciona de alguna manera con algo que ya habías publicado antes o alguien más, incluye un link al mismo.

Estilos

Para lograr que tu contenido sea entendido como tú lo quieres, puedes seguir algunas reglas simples pero muy efectivas.

Encabezados y numeración

Siempre utiliza un formato de texto definido para separar cada parte de tu contenido, utiliza mayúscula en la primera letra, y si vas a numerarlas, siempre usa al principio un número seguido de un punto para mejor legibilidad, por ejemplo:

  • Este es un elemento del contenido
  • Y este es otro
  • Y aquí otro más

Signos de apertura

No acostumbramos a usar signos al principio de las preguntas o exclamaciones, tales como “¿” o “¡”, pero ten por seguro que usarlos es muy importante para que los lectores entiendan el tono en que lo escribes.

Acentos

Trata de no omitir las tildes en las palabras que lo requieran, ya que la falta de una de estas puede cambiar todo el significado de lo que escribes.

La imagen destacada de tu contenido

No olvides que la imagen que elijas se verá en diversos tamaños y lugares. Ten cuidado de elegir una imagen que se entienda y vea bien tanto en tamaños reducidos como en tamaño real.

Encuentra la mejor versión de cada imagen

Trata siempre de encontrar la mejor imagen posible. Un tip: si usas Chrome, puedes dar click derecho sobre una imagen y seleccionar “Buscar esta imagen en Google”

Buscar también en inglés

A veces nuestra búsqueda por palabras no da los resultados que queremos. Intenta buscar lo mismo pero en inglés y obtendrás resultados completamente nuevos.

Existen más fuentes además de Google

Portales como Tumblr, Pinterest o Reddit son océanos de imágenes y videos que puedes utilizar en tus contenidos. Además, ofrecen un buscador para facilitarte la tarea.