¡Aprende conmigo a controlar el perfeccionismo! Te doy unos tips. By Mint.

Mis amigas me han dicho que en ocasiones el que me frustre cuando las cosas no me salen bien es un poco malo... Tal vez no malo, pero según ellas yo debería tener más tolerancia a la frustración y al fracaso.

A veces las cosas no nos salen como queremos y es importante aprender a no enojarnos y aprender de nuestros errores en lugar de solo frustrarnos porque no todo es tan perfecto como quisiéramos.

Apple me recomendó que buscara algunos tips para poder controlar mi perfeccionismo, que hiciera algunos ejercicios y que poco a poco mejoraría o al menos podría controlarlo. Así que si tú sufres de lo mismo que yo, aquí te comparto los tips que encontré y que nos serán de mucha ayuda.



1. Perdona tus imperfecciones.

Debes saber que nadie es perfecto, todos tenemos fortalezas y debilidades. No pierdas tiempo pensando en las cosas que no te salen bien, piensa que siempre puedes aprender cosas nuevas.

2. Concéntrate en lo que realmente necesitas.

¿En realidad siempre quieres ser perfecto? Suena agotador ¿no? A veces el perfeccionismo puede ser todo lo contrario a un buen resultado por todo el estrés al que te sometes.

3. Determina tus metas.

Saber lo que quieres no solo te servirá para saber cuál camino tomar, también para saber cuando ya lo has hecho.

4. Sé consciente de cuáles son tus resultados y cuáles las críticas.

Haz tu mejor esfuerzo por lograr los resultados que son buenos para ti y no dejes que en el camino los miedos y criticas se metan en medio. Acepta esos comentarios y aprende lo que puedas de ellos pero no te dejes que te afecten tanto.

5. Aprende de las críticas.

Siempre queremos ser aceptados, me ha pasado, y por eso queremos que todo siempre sea perfecto y nos frustramos cuando recibimos un comentario malo, en su lugar, hay que aprender y aprovechar lo bueno de esas críticas.

6. Haz nuevas cosas.

Tal vez no siempre saldrá todo bien, aprender cosas nuevas implica errores y fallos, pero no te desanimes, aprende de las fallas y sigue aprendiendo.

7. Reconoce la belleza de la imperfección.

El solo decirlo hasta me da escalofríos pero es muy cierto, no todo lo perfecto es hermoso, puede haber belleza en esas cosas que no son tan ordenadas como nos gusta.

8. Refléjate en tus fracasos.

Los fracasos son relativos, tal vez algo que tú creíste que hiciste mal, otra persona pensó que te había salido fabuloso. Así que no hay porqué presionarse en el proceso... No se aprende si no se cometen errores.

9. El fracaso es una oportunidad de ser mejor.

Sí, fallar no es nada bonito pero también tiene sus cosas buenas, a pesar de no haber sido lo perfecto que nos gustaría, podemos aprender de lo que hicimos mal para intentarlo de nuevo y poder lograr el éxito.

10. Sé el reflejo de tu éxito.

Piensa en que tal vez muchos de tus éxitos no han sido todos perfectos. No te enfoques en hacerlo todo impecable, enfócate en lograr muchas metas.

...(Para seguir leyendo haz click abajo)

Seguir leyendo
Haz click aquí para mostrar los comentarios.